5 Consejos para Lograr una Decoración Escandinava Perfecta

El estilo de diseño escandinavo que nació al sur de Europa debido a los largos y fuertes inviernos se convirtió con el pasar de los años en una de las tendencias de decoración de interiores más usadas en el mundo entero.

¿A quién no le gustan amplias habitaciones iluminadas, muebles con toques de madera, alfombras de lana y elementos sencillos que dan un toque de calidad y buen gusto?

Aunque parezca complicado, lograrlo es fácil si se cumplen algunas reglas básicas de diseño.

No hace falta gastar grandes sumas de dinero para comprar muebles, telas e iluminación, tampoco contratar a diseñadores de interiores para que la decoración escandinava llegue a casa.

A continuación 5 consejos para lograr un estilo escandinavo perfecto

La iluminación es la clave

Dado que los inviernos en algunos países de Europa son largos y fuertes las personas buscaron estrategias para gozar de mayor iluminación.

En el estilo escandinavo las habitaciones bien iluminadas son la clave, de allí que escoger lámparas grandes y colgantes es una excelente opción.

También pueden usarse los apliques de pared porque con ellos se permite que el techo quede libre y se dé una sensación de mayor amplitud.

Usar muebles de madera

Cuando se escogen los muebles para una estancia con decoración escandinava hay que tomar en cuenta que la madera es la reina.

Es un material muy versátil y duradero. Deben tener líneas muy limpias y con bordes redondeados.

Cuando se usa este material lo más recomendado es dejarlo en tonos naturales, pero si le quiere dar un toque más chic se puede pintar de blanco, esto genera una sensación de mayor calidez y puede hacerse en casa sin gastar mucho dinero.

Empapelar las paredes es una opción

El estilo nórdico impone pisos y paredes de colores claros, blancos preferiblemente y en las estancias una pared con madera da un aspecto elegante.

Sin embargo en muchas ocasiones resulta complicado y costoso tenerla, por ello empapelar es una opción.

Colocar papel que simule la madera es sencillo y lo mismo puede hacerse en el techo.

En el mercado hay muchos modelos, incluso para evitar las pinturas también se pueden usar papeles con motivos blancos que lucen muy elegantes.

Adiós a las cortinas

En las casas donde el estilo escandinavo o nórdico predomina se quiere que entre por las ventanas la mayor cantidad de luz natural posible, por lo tanto usar cortinas no es lo más recomendado.

Sin embargo hay a quienes les cuesta deshacerse de la costumbre de colocarlas, si usted es una de esas personas entonces la recomendación es usar telas como lino y con modelos muy sencillos.

Deben predominar los colores claros, preferiblemente sin estampados. Están permitidas las rayas verticales y los cuadros, pero sin abusar.

Nada de desorden

Cuando se decide hacer que una habitación tenga el estilo escandinavo hay que tomar en cuenta que el desorden es el enemigo. Aquí cada objeto tiene su lugar, por lo que los estantes deben estar perfectamente organizados. Cuando no se tiene orden se rompe la armonía y se pierde la sencillez del diseño.

Seguir estas consejos es sencillo, es probable que muchos de los muebles y los accesorios que se tengan en casa puedan adaptarse a la decoración, solo es cuestión de usar la creatividad.

Compartir ;)

5 Consejos para Lograr una Decoración Escandinava Perfecta