DIY para Pintar Azulejos de Baño

Cuando los azulejos del baño están empezando a lucir opacos o simplemente ya no están adaptados a las últimas tendencias del diseño de interiores, no hay por qué alarmarse, no es momento de llamar al albañil y gastar grande sumas de dinero en colocar unos nuevos.

Aunque no lo parezca, aún puede quedarles una larga vida y verse como nuevos. Lograr diseños únicos y modernos con azulejos viejos es muy sencillo si se sigue una serie de instrucciones sencillas.

Los materiales a usar se encuentran en cualquier tienda de decoración y no tienen costos elevados.

¿Qué se necesita?

Con solo cuatro materiales, un poquito de tiempo y creatividad los azulejos tendrán un nuevo aspecto y de seguro las visitas preguntarán cómo lo han logrado.

En la lista de cosas a comprar hay que agregar: Una brocha, un rodillo, un envase mediano y un esmalte para azulejo del color que se desee utilizar.

Paso a paso para la renovación

1.- Lo primero que se debe hacer es limpiar muy bien los azulejos. Estos deben estar libres de grasa y polvo para que el trabajo realizado sea de calidad. Lavarlos muy bien y secarlos es indispensable.

2.- Con plástico o papel periódico se procede a proteger la grifería, sanitario, lavamanos e incluso los interruptores. Así se evitará que los productos a usar puedan dañarlos y se tendrá un mejor acabado. Para estar completamente seguros de que quedaron protegidas se puede colocar un poco de cinta adhesiva.

3.- Preparar el esmalte en el envase mediano. Es importante preparar solo que se vaya a utilizar para no desperdiciar material. Si no se está seguro de la cantidad a necesitar se puede ir disponiendo en la medida que se vaya gastando.

4.- El rodillo se usa para pintar la mayor parte de la pared en donde están los azulejos, mientras que con la brocha se logran acabados perfectos en las esquinas y en lugares de difícil acceso.

5.- Antes de que se seque la pintura se retira el plástico o papel periódico. Hay que quitar la cinta adhesiva antes de que la pintura esté completamente seca, de lo contrario se corre el riesgo de arrancar parte del trabajo y luego será muy difícil lograr el mismo tono.

6.- Antes de usar el baño hay que esperar que seque muy bien la pintura, evitar que le caiga agua por unas horas es fundamental.

¡Ánimo! Es muy sencillo, económico y una gran idea para lograr espacios renovados y creativos.